casartesana@gmail.com

viernes, 6 de diciembre de 2013

La Barranca


La Barranca
 es un grupo de rock mexicano surgido a finales de 1994. Es tal vez, la banda independiente de mayor trayectoria y reconocimiento en México

A partir de entonces la banda ha construido una discografía de 8 discos, en la que la constante ha sido la calidad y la persistencia por llevar siempre el sonido de La Barranca a nuevos territorios, nutriéndolo de diversas influencias. Todos estos discos, sin excepción, han sido objeto de reconocimientos extensos en los medios especializados y han establecido una de las voces más propias y reconocibles dentro de la música de rock en español, logrando generar, a lo largo de 17 años y moviéndose siempre hacia delante como banda independiente.

KALENDA MAYA


LA CAIDA



                          Vi las calles que imaginaste 
                               y brinde a tu salud 
vi los rostros que idealizaste 
y no quise ser tu 
Vi los dioses que te hipnotizan 
y bebí su licor 
vi de cerca las maravillas 
animales en extinción 

Para presenciar el esplendor 
la visión final de la caída 
cerca de ti 
Luego vi los desprendimientos 
vi la demolición 
vi sentencias de linchamiento 
y no quise ser yo 
Vi la mano mover los hilos 
vi la mascara rota 
vi los perros embravecidos 
devorando su cola 

Para presenciar el esplendor 
la visión final de la caída 
cerca de ti 
Y solo puedes evitar el final 
evitando también el principio









miércoles, 22 de junio de 2011

CON GANAS DE LEER

LA tarde llena de letras, maquinas personas a mi alrededor que generan mucha materia gris.... este nuevo espacio de trabajo a donde se van sumando nuevas experiencias y esta mucho mas formal (hasta incomprensible para el espiritu libre que se quiere escapar de los adentros)

Me lleva a buscar otros conocimientos, otras lineas, otros textos y Palabras..... rebuscando en las hojas ocultas de la web , alli donde los buscadores regulares no llegan, me encontré este fichero, rico en contenidos y que vale para mas de un momento, los invito a verlo, a curiosear en el. espero que alguno de los temas llegue a ser de utilidad....


Y Algo que va a Nutrir mucho el sentido de por que estamos percibiendo los cambios globales...

LA TERCERA REVOLUCION INDUSTRIAL


miércoles, 25 de agosto de 2010

Dr. Martens 50 - The Cinematic Orchestra cover Lilac Wine

Si para festejar los 50 años de Dr.Martens se juntan el estudio californiano Blind con The Cinematic Orchestra puede salir esta joyita:

Jaya Thursfield me hubo mostrado sobre Cinematic Orchestra - Everyday cuando lo conocí. Buen música para la creación!

Ahora viendo este vídeo y averiguando sobre la canción que a sido interpretada por un sinumero de artistas y orígenes en la misma Norteamérica por: Jeff Buckley, la brasileña Nina Simone, Katie Melua de UK, Eartha Kitt


Habla de que luego de beber vino lila hecho bajo un árbol lila juntos. Evoca los sentimientos de amor, pérdida, el placer y la confusión en el narrador a medida que se emborracha con el vino. reconocen el amor verdadero y termina entendiendo que no es el momento... algo surrealista sin duda cuando se lo junta a este estupendo vídeo, excelente gráfica y desempeño de secuencias.

Ahora luego continuo entendiendo que cada una de estas nuevas versiones de los temas de este disco para el festejo es una nueva version de algun tema que mas de una vez se lo a escuchado. www.50.drmartens.com

Hace unos años ya los probé, me encantaron, ahora quiero un nuevo par de zapatos.



Lilac Wine - Vino Lila - James Shelton - 1950

Me perdí en una noche húmeda fría
Me vi en esa la luz brumosa
Fui hipnotizado por un extraño placer
Debajo de un árbol lila
Hice vino del árbol lila
Deposité el corazón en su receta
Me hace ver lo que yo quiero ver ...
Y se lo que quiero ser
Cuando pienso más de lo que quiero pensar
Hacer cosas que nunca debes hacer
Yo bebo mucho más, debo beber
Porque yo estaré de regresoa ...
El vino lila es dulce y embriagador, como mi amor
El vino lila, me sienta inestable, como mi amor
Escúchame ... No puedo ver con claridad
¿No es que ella está lista y viene a mi casi?
El vino lila es dulce y embriagador ¿dónde está mi amor?
El vino lila, me siento inestable, ¿dónde está mi amor?
Escúchame, ¿por qué todo es tan confuso?
¿No es que ella, o yo soy más loco, querida?
El vino lila, creo que no está preparado para mi amor ...

sábado, 14 de agosto de 2010

domingo, 8 de agosto de 2010

De la mata a la mata.... (Cradle to Cradle)

Está claro que nadie duda que sea una alternativa ecológica aquella que predica: reducir, evitar, minimizar, sostener, limitar, detener. Estos términos han sido los básicos en la mayoría de las consideraciones ambientales de la industria actual, la que, buscando un salida a la crisis de recursos naturales y energía, se propuso ser más eficiente. Ecoeficiencia significa “hacer más con menos”, un precepto que en términos ecológicos no es nada aconsejable, puesto que, aunque es un concepto aparentemente admirable, incluso noble, no es una estrategia de éxito a largo plazo, porque no va suficientemente a las raíces. Ser eficientes desde dentro del mismo sistema tan sólo ralentiza el problema, aunque se pongan prescripciones morales y medidas coercitivas. Con el actual concepto de ecoeficiencia no se puede salvar el medio ambiente, ya que supone apoyar que la industria acabe con todo, de forma callada, persistente y completamente. Esta es la tesis del libro Cradle to cradle (De la cuna a la cuna).

El término ecoeficiencia fue oficialmente promovido por el Business Council for Sustainable Development (Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible), un grupo de 48 promotores industriales que incluía industrias nada ecológicas como Dow Chemical o DuPont entre otras. Se debe a este grupo las famosas tres “R” del movimiento –reducir, reutilizar, reciclar– que tan populares se han hecho entre la vanguardia ecologista. Evidentemente, reducir el consumo de recursos, el uso de energía, las emisiones y los residuos resulta también beneficioso para el medio ambiente –y para la moral de las personas, pero hay que insistir que tan sólo alarga la agonía del sistema.

En nombre de la ecoeficiencia se ha propuesto limitar la cantidad de emisiones peligrosas producida por la industria. Sin embargo, al ritmo actual, puede ser que no sea suficiente para evitar las desastrosas consecuencias para los ecosistemas. Reutilizar residuos por parte de algunas industrias es encomiable, pero no evita la propia toxicidad de los mismos durante su manipulación. En muchos casos, esta “reutilización” tan sólo sirve para trasladar el problema de un sitio a otro

Debemos admitir que nuestro mundo sobrevivie con diseños que son destructivos y poco inteligentes. Podemos promover normas, pero en realidad –como lo demuestra la “compra venta de emisiones” propuesta por el propio Protocolo de Kioto– no hacemos más que legalizar licencias para dañar. Este permiso puede autorizar que una papelera en el sudeste asiático pueda verter productos clorados a las aguas, provocar enfermedades a la población local y destruir los ecosistemas, estando dentro de la legalidad.

Evidentemente, la ecoeficiencia aplicada a una vivienda permite ahorrar energía, gracias al aislamiento en paredes y ventanas, reduciendo así la carga sobre los sistemas de aire acondicionado del edificio para su refrigeración, y por ende disminuyendo la cantidad de energía utilizada proveniente de combustibles fósiles. Pero no parte de la idea clave, que está en el diseño mismo de la propia vivienda.



La diferencia entre un edificio ecoeficiente y la ecoefectividad es la que existe entre una vivienda iluminada con bombillas fluorescentes compactas de bajo consumo (porque tiene ventanas pequeñas, está mal orientada, etc.) y la que ha sido diseñada para que sea soleada, repleta de luz natural y aire fresco, en definitiva, agradable para vivir. La ecoeficiencia no cuestiona las prácticas y métodos básicos que hasta ahora han contribuido a degradar el planeta, aunque gracias a la misma lo hagamos más despacio. Por contra, la ecoefectividad propugnada por William McDonough y Michael Braungart significa trabajar sobre las cosas correctas –sobre los productos, los servicios y los sistemas correctos–, en lugar de hacer que las cosas incorrectas sean menos malas. Una vez que se están haciendo las cosas correctamente, entonces sí tiene sentido hacerlas “bien” con la ayuda de la eficiencia, entre otras herramientas.

La ecoefictividad es un nuevo paradigma para el diseño de nuestro mundo. Un diseño que abarca desde la visión del objetivo inicial hasta el producto o sistema que lo compone, hasta considerar la totalidad. En realidad, la perspectiva ecoefectiva es una innovación tan extremada que provoca algo completamente distinto a lo ya conocido. No propone soluciones necesariamente radicales, sino un cambio de perspectiva. Una nueva perspectiva que debe seguir y conservar los ciclos de la naturaleza y que debe verse no tanto como una disciplina, sino como una declaración de compromiso.

En Cradle to cradle. Rediseñando la forma en que hacemos las cosas, los autores del término ecoefectividad lo sintetizan en los siguientes puntos:

• Construcciones que, al igual que los árboles, produzcan más energía de la que consumen y depuren sus propias aguas residuales;
• factorías que produzcan como efluente agua potable;
• productos que, una vez finalizada su vida útil, no se conviertan en basura inútil, sino que puedan ser devueltos al suelo para que se descompongan y se conviertan en alimentos para plantas y animales y en nutrientes para la tierra; o, en caso contrario, que puedan ser reincorporados a los ciclos industriales para proporcionar materias primas de alta calidad para nuevos productos;
• materiales por valor de miles de millones, incluso de billones de dólares, recuperados anualmente para usos humanos y naturales;
• medios de transporte que mejoraran la calidad de vida al tiempo que distribuyen productos y servicios;
• un mundo de abundancia y no uno de limitaciones, polución y desechos.

domingo, 13 de junio de 2010

CARA O CRUZ



Una reseña de la Exposición realizada en Quito, en el mágico Guapulo del artista Matías Armendaris.


Las obras que conformaron la muestra “Cara y Cruz” trabajaban en conjunto para presentar pequeños retratos del ser humano a través de un marco dualista; usando la contraposición de dos piezas que conforman una unidad y que crean un equilibrio con el objetivo de sacar a flote problemáticas actuales, sociales, políticas o de identidad.


Algunos de los motivos mas recurrentes son la sexualidad y la ecología. Estas dos temáticas se trabajaron de distintas maneras utilizando símbolos y contrastes que dan perspectivas distintas en cada obra. En el caso de la sexualidad, se puede apreciar el dualismo que existe entre los dos sexos y su naturaleza que se presta para una unión y una coherencia momentánea a pesar de las diferencias que se presentan. También hay un uso Freudiano en relación al pene, como símbolo principal de superioridad y como canal de relación hacia el espacio y la personalidad del sujeto.


En el ámbito ecológico, la temática del petróleo como fuente de energía y las consecuencias que trae consigo presenta una contraposición entre la vida y la muerte, el proceso que hay entre los dos extremos y nuestra posición influyente frente a los posibles desenlaces. Se habla sobre la contradicción que existe frente a un progreso que requiere de un proceso de destrucción de lo natural, poniendo en la balanza dos aspectos de la esencia humana, su naturaleza e instinto frente a su razón y tecnología; dando lugar a cuestiones de dirección de identidad involutiva o evolutiva como seres humanos.


En conjunto, los diferentes acercamientos que conforman la muestra, sirven como un espejo para el espectador, dando lugar a la reflexión y al posicionamiento como individuo frente a estos vértices. Dar un momento y un espacio donde por medio de las reflexiones externas, se provoque una introspección y un reflejo personal como espectador.


El espacio, que se conjugaba de forma inversa, las obras de formato pequeño en el espacio mas grande en donde se soportaban y tenian un gran respiro.... y la obra mas grande en el espacio mas reducido, mas intimo al punto de sentir la respiracion de la persona proxima, que evoca una complicidad entre los espectadores. También el efecto del calor evoca una sensacion cálida que poco a poco se transforma.



Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer